Archivo

Archive for the ‘Paul McCartney’ Category

El divorcio de Paul.

29 enero, 2010 1 comentario

¡¡A Paul McCartney el divorcio le cuesta casi 50 millones de dólares!!

Paul McCartney salió serio de los tribunales, aunque la suma acordada en el juicio de divorcio es sólo una pequeña porción de su fortuna. Según dictaminó la Justicia de Londres, deberá pagarle 48,6 millones de dólares a su ex esposa Heather Mills. Ella, a diferencia de él, dijo que estaba “contenta”.

De acuerdo al documento difundido por un Tribunal de la Familia, Mills recibirá una suma de 33 millones de dólares, más activos valuados en 15,6 millones. El tribunal también decidió que Beatrice, la hija de 4 años de la pareja, debe cobrar 70.000 dólares al año. Además, McCartney le pagará, además, la educación y la niñera.

“Estoy tan feliz, estoy tan contenta de que esto haya terminado”, dijo Mills a periodistas que se encontraban afuera de la corte. “Fue un resultado increíble para asegurar mi futuro y el futuro de mi hija y todas las organizaciones benéficas a las que obviamente planeo ayudar… porque como ustedes saben, esa ha sido mi vida los últimos 20 años”, aclaró.

El ex Beatle, en cambio, salió de la corte sin hacer comentarios. McCartney, de 65 años, y Mills, de 40, acudieron a la corte el mes pasado para decidir qué parte de la fortuna del músico, que se considera cercana a los 1.600 millones de dólares –aunque la Justicia habla de la mitad-, le correspondía a su ex.

Claro que el acuerdo llega después de una dura batalla legal. Mills reclamaba al menos 250 millones de dólares, mientras McCartney ofrecía 31,6 millones de dólares, en concepto total. El juez Hugh Bennett fue el que tomó la decisión final.

McCartney conoció a Mills en 1999, al año siguiente de perder a su primera esposa, Linda, a causa de un cáncer de seno. Con ella había tenido tres hijos y uno de los matrimonios más duraderos en el mundo del rock.

Mills, una ex modelo a quien le amputaron una pierna izquierda por debajo de la rodilla tras un accidente en motocicleta en 1993, y Paul se casaron en un castillo irlandés en junio del 2002. Lo hicieron en medio de rumores de que los hijos del ex Beatle desaprobaban a su nueva madrastra.

Hace dos años se separaron. En ese momento ambos dijeron que lo hacían en términos “cordiales” e insistieron en que se preocupaba el uno por el otro. Pero la situación cambió y McCartney solicitó el divorcio argumentando un “comportamiento inaceptable” de su esposa.

Ella llegó a argumentar que McCartney no la protegió de calumnias, amenazas de muerte y otros abusos, y denunció a los medios de perseguirla. El fuerte cruce de acusaciones llegó finalmente hoy, con una importante cifra estipulada por los jueces.

Anuncios
Categorías:Paul McCartney Etiquetas:

¿Está McCartney realmente muerto o es una leyenda urbana?

26 enero, 2010 5 comentarios

Lo más probable es que se trate de una leyenda urbana más, como la de que Elvis sigue vivo en alguna parte, o la de que Walt Disney está congelado criogénicamente y que cuando la ciencia lo permita será despertado, pero lo cierto es que hay un gran número de personas que sostiene que Paul McCarney murió en 1966 y además aportan pruebas de ello. Pero empecemos la historia desde el principio.

Nos situamos a mediados de los años 60, época en la que el cuarteto de Liverpool estaba en su máximo apogeo profesional con varios números uno tanto en Reino Unido como en Estados Unidos y poco les faltaba para convertirse en el grupo musical más famoso de todos los tiempos. Pues bien, se dice que el 9 de noviembre de 1966 Paul abandonó el estudio de grabación de Abbey Road a toda velocidad en su Aston-Martin tras una fuerte discusión con los integrantes del grupo. Al llegar a un cruce, no prestó atención a los semáforos y fue arrollado por un camión.
Brian Epstein, por aquel entonces manager de los Beatles, fue avisado inmediatamente del accidente. Supuestamente, la cabeza de Paul había quedado tan desfigurada que fue necesario acudir a la muestra dental para identificarlo. Misteriosamente, Brian consiguió que la policía no hiciese referencia a la muerte de Paul. El informe policial dejó constancia simplemente de que un hombre joven había perecido en el accidente, pero nunca sería escrito el nombre de aquel joven.

Los Beatles no podían permitirse perder a un miembro de la banda en su momento de mayor popularidad por lo que la muerte de Paul suponía un conflicto de intereses, ya que éste era, junto a Lennon, el miembro más popular del grupo y el preferido entre las mujeres. Lennon y McCartney eran el alma del grupo y los compositores de la mayor parte de las canciones. Por ello, y tras superar el shock de su muerte, Epstein tuvo una idea descabellada: buscar un sustituto, un doble con gran parecido físico con Paul que puediera reemplazarle en sesiones fotográficas y actuaciones. Para su voz en las grabaciones, se utilizarían a distintos dobles que pudieran imitarla.Finalmente, el supuesto elegido fue un joven llamado William Campbell, que tenía un gran parecido con Paul pero contaba con dos importantes diferencias: era diestro mientras que Paul era zurdo, y sólo sabía tocar la guitarra, no el bajo. Tras unos meses de entrenamiento en el manejo del bajo con al mano izquierda y un par de retoques estéticos, estuvo listo para su presentación en público.

Durante unos años el engaño funcionó, pero de repente, en 1969 surgió la sospecha de que el verdadero Paul estaba muerto. Todas estas sospechas surgieron a raíz de una llamada a Russ Gibb, un famoso Radio DJ de la WKNR-FM. Poco después, Fred Labour, un estudiante de la Universidad de Michigan, publicó un curioso análisis en el periódico de la Universidad sobre “Abbey Road”, el disco publicado por los Beatles en ese mismo año. Fred aseguraba que en la portada y las letras del disco se encontraban numerosas pistas que delataban la existencia de una gran conspiración para ocultar la muerte de Paul.

La portada de éste álbum supuestamente está cargada de referencias a la muerte de Paul. Los cuatro Beatles aparecen en fila, como escenificando un cortejo fúnebre. John Lennon va vestido de blanco: es el predicador, Ringo va de luto, es el amigo del difunto. George Harrison, a su vez, va vestido con ropa vaquera e informal: es el enterrador. Paul es el único de los cuatro que va descalzo y camina con los ojos cerrados. En muchas culturas orientales, los difuntos son quemados descalzos. Además, su paso está descoordinado respecto al resto de los Beatles, como si no perteneciera a la procesión. Por último, el coche negro aparcado a la derecha, en segundo plano, parece un coche fúnebre.  El resto de detalles son más sutiles, pero claramente reveladores. Hay dos claves que son especialmente importantes. La primera es que Paul está fumando… con la mano derecha. Recordemos que Paul McCartney era zurdo mientras que William Campbell, su supuesto sustituto, era diestro, aunque aprendió a tocar el bajo con la mano izquierda para disimular esta “pequeña” diferencia. El segundo detalle es la matrícula del coche blanco aparcado en segundo plano, en la que se puede leer “28 IF” (28 SI…) 28 años es la edad que tendría Paul McCartney en el momento de la publicación del disco… SI estuviera vivo… Además, escuchando las canciones al revés, se pueden oír determinados mensajes ocultos referentes a Paul. ¿Tienes la suficiente imaginación como para escuchar?

Pero Abbey Road no es el único disco en que el grupo recordó al “difunto” Paul secretamente. En otras muchas portadas y letras de canciones también se han querido ver pruebas del macabro “cambiazo”. La portada de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band es una de las portadas más famosas de la historia de la música y además está cargada de símbolos respecto al tema que nos ocupa. En ella aparece una fotografía de los cuatro Beatles vestidos como sargentos delante de un collage de rostros célebres, entre los que se cuentan personalidades como Marilyn Monroe, Bob Dylan, Cassius Clay, D.H. Lawrence y hasta Shirley Temple. A la izquierda de los Beatles de carne y hueso aparecen unas figuras de los mismos en cera, más jóvenes (tal como eran antes de la supuesta muerte de Paul) y vestidos de traje oscuro. Todos los personajes están ante lo que parece ser una tumba abierta (¿la tumba de Paul?), por lo que la simbología de la muerte es evidente.

Sobre la cabeza de Paul, en la portada del disco, aparece una mano abierta. La mano abierta es un símbolo de la muerte en algunas religiones orientales. Es el caso, por ejemplo, de la llamada “Jain Hand”, un símbolo de una doctrina hindú que representa la reencarnación del alma. Este hecho cobra aún más significado si tenemos en cuenta la relación de los Beatles con la cultura hindú. George Harrison, que había viajado ha dicho país por primera vez en 1966, transmitiría su pasión por el mismo a sus compañeros, que finalmente realizarían juntos un viaje en 1968. Durante su estancia, los Beatles convivieron con el gurú Maharishi Mahesh Yogi, aprendiendo meditación y empapándose de la mitología oriental.

Otra pista la encontraríamos en la contraportada del disco, en la que aparecen los 4 componentes y Paul es el único que está de espaldas a la cámara, como una referencia a su muerte, a que ya no está ahí.

Por último, “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” fue el primer disco de los Beatles que incluyó la letra de las canciones. En dos de ellas hay claras referencias a la muerte de Paul. En la pista 6, “She’s Leaving Home” hay una estrofa que dice “Wednesday morning at five o’clock”. Éstos son el día y la hora exactos del supuesto accidente de coche. En la última pista del disco, “A Day In The Life”, la letra es aún más clara cuando dice: “He blew his mind out in a car, he didn’t notice that the lights had changed” (Él perdió la cabeza en un coche, no se dio cuenta de que el semáforo había cambiado). Os dejo la canción con las letras, fijaros en el segundo 47, es cuando aparece esta frase. 😉

Categorías:Paul McCartney Etiquetas:

Paul McCartney

18 enero, 2010 1 comentario

Sir James Paul McCartney, MBE (Liverpool,1942) es un músico multi-instrumentista, cantante, compositor, productor musical y activista pro-derechos de los animales.

Obtuvo un reconocimiento mundial como miembro del grupo britanicote Beatles, junto a George harrison, John Lennon gringo Starr. Junto a John Lennon formó una de las parejas de compositores más influyentes de la música contemporánea, escribiendo conjuntamente un extenso catálogo de temas mundialmente conocidos. Tras abandonar el grupo, McCartney empezó una exitosa carrera en solitario y formó el grupo Wings con su mujer, Linda McCartney y el músicoDenny Laine. En los Beatles, Paul Tocaba el bajo.

En la configuración final del grupo, que pasó a llamárse The Beatles, Paul McCartney fue el bajista (antes de la salida del bajista Stuart Stucliffe él tocaba laguitarra rítmica) y vocalista principal (junto aJohn Lennon), así como coautor de parte de las canciones. Como artista multifacético, en el estudio también grabó guitarras, piano y experimentó con instrumentos y sonidos nuevos.

“Yesterday”; 1965

Debido a un acuerdo entre McCartney y Lennon, todas las canciones del grupo compuestas por cualquiera de ellos aparecen firmadas como Lennon-McCartney. Sin bien las primeras composiciones son fruto de una colaboración real entre los dos músicos, en las canciones que aparecieron aproximadamente a partir de 1965 era más habitual que cada uno escribiese por separado.

A través de las numerosas declaraciones de ambos hay un amplio consenso acerca del grado de autoría de cada uno de los compositores en prácticamente todas las canciones de los Beatles. Por este motivo, McCartney propuso a la viuda de Lennon, Yoko Ono, que las canciones en que él fuera el autor principal fueran firmadas como McCartney-Lennon, petición que fue denegada por ésta en más de una ocasión.

Una de las canciones más emblemáticas de McCartney con los Beatles es la balada “Yesterday”. Otras canciones populares que compuso en esta época son, entre otras, “Hey Jude”, “Get Back”, “Lady Madonna” y “The long and Winding Road”.

Paul Antes y Ahora

Categorías:Paul McCartney Etiquetas: