Inicio > Paul McCartney > El divorcio de Paul.

El divorcio de Paul.

¡¡A Paul McCartney el divorcio le cuesta casi 50 millones de dólares!!

Paul McCartney salió serio de los tribunales, aunque la suma acordada en el juicio de divorcio es sólo una pequeña porción de su fortuna. Según dictaminó la Justicia de Londres, deberá pagarle 48,6 millones de dólares a su ex esposa Heather Mills. Ella, a diferencia de él, dijo que estaba “contenta”.

De acuerdo al documento difundido por un Tribunal de la Familia, Mills recibirá una suma de 33 millones de dólares, más activos valuados en 15,6 millones. El tribunal también decidió que Beatrice, la hija de 4 años de la pareja, debe cobrar 70.000 dólares al año. Además, McCartney le pagará, además, la educación y la niñera.

“Estoy tan feliz, estoy tan contenta de que esto haya terminado”, dijo Mills a periodistas que se encontraban afuera de la corte. “Fue un resultado increíble para asegurar mi futuro y el futuro de mi hija y todas las organizaciones benéficas a las que obviamente planeo ayudar… porque como ustedes saben, esa ha sido mi vida los últimos 20 años”, aclaró.

El ex Beatle, en cambio, salió de la corte sin hacer comentarios. McCartney, de 65 años, y Mills, de 40, acudieron a la corte el mes pasado para decidir qué parte de la fortuna del músico, que se considera cercana a los 1.600 millones de dólares –aunque la Justicia habla de la mitad-, le correspondía a su ex.

Claro que el acuerdo llega después de una dura batalla legal. Mills reclamaba al menos 250 millones de dólares, mientras McCartney ofrecía 31,6 millones de dólares, en concepto total. El juez Hugh Bennett fue el que tomó la decisión final.

McCartney conoció a Mills en 1999, al año siguiente de perder a su primera esposa, Linda, a causa de un cáncer de seno. Con ella había tenido tres hijos y uno de los matrimonios más duraderos en el mundo del rock.

Mills, una ex modelo a quien le amputaron una pierna izquierda por debajo de la rodilla tras un accidente en motocicleta en 1993, y Paul se casaron en un castillo irlandés en junio del 2002. Lo hicieron en medio de rumores de que los hijos del ex Beatle desaprobaban a su nueva madrastra.

Hace dos años se separaron. En ese momento ambos dijeron que lo hacían en términos “cordiales” e insistieron en que se preocupaba el uno por el otro. Pero la situación cambió y McCartney solicitó el divorcio argumentando un “comportamiento inaceptable” de su esposa.

Ella llegó a argumentar que McCartney no la protegió de calumnias, amenazas de muerte y otros abusos, y denunció a los medios de perseguirla. El fuerte cruce de acusaciones llegó finalmente hoy, con una importante cifra estipulada por los jueces.

Anuncios
Categorías:Paul McCartney Etiquetas:
  1. 30 enero, 2010 en 12:43

    Darling, creo q vas a conseguir q m acabe aficionando a los Beatles! despues d leerme tods ls posts m siento hasta inteligente!! me gusta me gusta!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: